Acerca de

Allá a mediados de 1994 mi vida sufrió una importante pérdida, en ese momento me vi inmerso en una búsqueda, que unas veces mi ego llenaba de trampas por la inconsciencia, el egoísmo y por mi inmadurez y otras el gozo me acariciaba en forma de amor e incienso.

Tras años de crecimiento, de aprendizaje, investigación y evolución, tras no pocas caídas y otras tantas recuperaciones, llego a ser un sanador forjado en experiencias y aprendizajes de distintas escuelas y diversas vivencias curtidas hasta ensamblar estos conocimientos, creando un método propio, la sanación evolutiva está viva, cambiante, en continua maduración. Así es la sanación evolutiva siempre está creciendo, pero en realidad, no es una herramienta sanadora, es una herramienta de crecimiento, donde muestra caminos a recorrer, claro está si se está dispuesto a enfrentarse a la senda que se presenta. Dando la sanación evolutiva un empujón, una ayuda de energía, de vida, una dosis de armonía, para iniciar de forma un poco distinta ese camino; en definitiva la sanación evolutiva no sana, la sanación evolutiva ayuda a que la persona se sane y para ello este sistema de sanación trabaja los distintos campos.

Chakras

Aura.

Sanación por arquetipos (método Colin Bloy)

Karma

Campo emocional

Sanación chamánica

Sanación ancestral (imposición de manos)

Y otras herramientas.

 

Diversos maestros han ayudado a forjar la sanción evolutiva, empezando en 1994 con mi primer maestro Colin Bloy, con el que tuve la suerte de compartir, charlas, paseos y enriquecedoras tertulias. Aparte otras personas, entre estas José Antonio Campaña, al que conocí allá por el año 1998-99; con sus conexiones arquetípicas, me acerqué un poco más a mi entonces perdida alma, alma que terminé de encontrar en Argentina, en distintos viajes, donde dos maestras que aprecio mucho me dieron un gran empujón.

Amura una gran maestra y guía espiritual, que con su gran saber y el trabajo interno al cual me entregaba, unas veces llevando el cuerpo físico al límite y otras provocando en mí grandes conexiones que me sirvieron de gran ayuda y aprendizaje

Iradana, con gran conocimiento y comprensión de la madre tierra, que le permite hacer extraordinarios trabajos con la pachamama, siendo una gran guía temazcalera, muy potentes sus temazcallis.

Aparte un par de maestros con sangre indígena en sus venas. Originarios como les gusta llamarse y otros que como Colin Bloy ya no están entre nosotros, al menos físicamente.

A todos mis maestros y maestras gracias, muchas gracias y a todos mis amigos que me han acompañado y los que siguen acompañándome durante este viaje gracias, muchas gracias.

Quiero hacer especial mención a mí pareja, de la cual aprendo todos los días y cuando trabajamos juntos, la energía nos abraza y se multiplica y otra persona que quiero hacer mención es un gran discípulo y amigo: Querido Ramón, con tu potencial llegarás a ser un gran sanador.

 

POR TODAS MIS RELACIONES.

 

 

También elaboro bastones de poder y varitas mágicas, además con la ayuda de mi pareja hacemos limpieza energética, sanación y armonización de espacios…. y en otro aspecto más lúdico cuento cuentos y escribo relatos, cuentos espirituales, soy hacedor de cuentos escribiéndolos y contándolos.

 

Antonio Martínez

Isael